El Madrid y el Barça, en otra Liga