Luis Suárez sigue tirando del Barcelona y esta vez deja una auténtica obra de arte