Luis Suárez arriesgó, se lesionó y tendrá que rendir cuentas en el Barça