Luis Enrique rompió el acuerdo con el club de no hablar de su continuidad hasta abril