Luis Enrique, ¿heredero de Guardiola?