Lopetegui pidió al árbitro que parase el partido ante la dureza de los jugadores argentinos