Locura total con la llegada del Barcelona a Las Palmas… ¡hasta madridistas infiltrados!