Así recogió el Chelsea el trofeo