De luchar por todo, a perder el rumbo