El Levante deja pasar una oportunidad de oro