Leo Messi firmó la espalda de un aficionado del Barcelona con un tatuaje suyo