Las lágrimas del otro Leo Messi tras la marcha de Cristiano Ronaldo a la Juventus