Lemar, perdido en el entrenamiento, necesita a Gameiro como traductor