Lebron James se convierte en el quinto máximo anotador de la historia de la NBA