Lamentables incidentes en el Maribor-Spartak: bengalas a pocos metros del árbitro y peleas con la policía fuera del estadio