Un jugador del Krasnodar invita a jugadores de la Selección Española a cenar en un restaurante de la ciudad