Kiko Narváez explica cómo colocarse en la barrera para intentar detener las faltas de Leo Messi