Al Khelaifi y Bartomeu ni se miraron en la reunión que tuvieron en Madrid