Keylor se refugia en la biblia para mandar un mensaje tras la llegada de Courtois