Kalinic, Lemar y Rodri ya saben lo que es partir el cochinillo en la tradicional comida del Atlético de Madrid