¡KO en menos de un minuto! Patada en la cabeza y el rival se desploma en el suelo