Juanfran avisó a Rubén por dónde lanzaría Gameiro el penalti pero el portero no le hizo caso