El épico final de año de Joaquín: primero se viste de mariachi y luego arrasa en la batalla de canciones del Betis