Jesús Calleja tuvo que ser remolcado por un camión durante 14 kilómetros