Confianza ciega en que lleguen las medallas para España