Así se vivió el Italia-España en Barcelona: tensión con la Guardia urbana y decepción