Isco, el ritmo de La Roja: el medio pone la música en este Mundial