Irreconocible Marc Gasol en un partido nefasto de los Grizzlies