Iniesta, más cerca de la liga japonesa gracias al patrocinador del Barça