Iniesta consigue el último billete para Roma