Indignación en el Sevilla: el club sólo devolverá el importe de las entradas de la Supercopa en dinero para gastar en su tienda