Indignación en el Barcelona por el polémico gol fantasma ante el Betis