Indignación en Barcelona y en Madrid tras las ausencias de Messi y Griezmann entre los nominados a los premios The Best