Illarramendi, en estado de espera