Huevos, harina y muchas risas: Coutinho, ‘víctima’ de sus compañeros en Brasil