Higuaín falla un penalti, es expulsado, pierde los papeles y se acaba encarando con Ronaldo