Hamilton gana entre el caos de los Red Bull