Un catalán como Guasch defiende la continuidad de Iker y Siro pide que se vaya