Guardiola sigue viéndose lejos de la Liga