Guardiola sacará toda la artillería pesada frente al Panathinaikos