Guardiola ordena no entrar en provocaciones con el Madrid