La desesperación de Pep Guardiola tras la derrota del Manchester City en su debut en Champions League