Un niño de 7 años escribe una carta a sus compañeros para devolver un trofeo de golf porque "me equivoqué al sumar" los golpes