Gio Simeone saca un rato para ver a su padre en su visita a Madrid con la Fiorentina