Gerard Piqué, desatado, la lía en la fiesta del Barça y un Mosso d'Esquadra tiene que intervenir