Gareth Bale lleva 344 días sin lesionarse: 10 goles en los últimos nueve partidos