Gareth Bale está de vuelta con su mejor versión: desmarque, velocidad y definición