Gareth Bale, el pilar del equipo de Rafa Benítez, no acaba de funcionar