Florentino Pérez pasa el control a la llegada del aeropuerto al igual que el resto de jugadores del Real Madrid