La Fiscalía acepta que Messi pague una multa de 500.000 euros para evitar la pena de cárcel